miércoles, 7 de enero de 2009

De rectificaciones



Muy mal lo he tenido que hacer para dar la imagen errónea. Y yo tengo que mantener un estatus de espíritu navideño en persona, felicidad, amor y buenas acciones, que haberlas hailas. Así que tengo varios nuevos consejos: cómanse el turrón que les sobre, hasta que caduque allá por agosto, beban los licores que trageron los reyes y alquilen ¡Qué bello es vivir! que además de hacer soltar lagrimillas, revitaliza, navideñamente, cuerpo y mente.

1 comentario:

Andreä dijo...

Vaya, tomaremos nota ;)