lunes, 18 de mayo de 2009

De-claración de intenciones no ortograficas

Entre mis conbicciones más profundas, están entre otras, detalles como que no hace falta quitar los USB con seguridad, ni existe realmente la teoría de la relatividaz. Junto a ellas, también descansa un odio irracional a las palabras que empiezan por orto- génesis, doxia, grafía...

¿Qué es la ortografía sino un corsé represivo, alienación, un burocratizar lo que quiero decir? Piensen en cómo les gustarían las palabras y escriban. Al fin y al cavo, este pacto de "entendimiento" que debería ser el lenguaje no ha parado apenas en nada, el sangriento e irracional curso de la historia.

7 comentarios:

Beauséant dijo...

es cierto, no lo ha parado, pero ayuda a delimitar, a trazar una línea en el suelo que no quieres cruzar.. no es malo saltarse la ortografía cuando sabes perfectamente como funciona y lo haces por broma o por buscar doble sentido (Cortázar era bueno en eso).. lo malo es cuando caemos en el todo vale porque entonces podemos acabar destruyendo algo bonito y hermoso que, es cierto, no quita la sangre de eso que llamamos historia, pero nos hace un poco más humanos...

Estramonio dijo...

Vonita y completa lista de filmes perferidos en tu perfil. ¡Revelión contra la ditadura cartográfica!

Anónimo dijo...

jenial!!

(perdona la ache del otro día)

Nahuel dijo...

Mi superioridad cultural y mi rectitud moral me señalan: hay cosas que no están bien, como hombres mujeres y viceversa, la biolación, el asesintato y las faltas de ortografía

Dara Scully dijo...

A Cat las faltas de ortografía no le gustan nada, pero bonita con v siempre le pareció una palabra divertidísima.



un miau, jirafa :)

Anónimo dijo...

Si Juan Ramón Jiménez levantara la cabeza, sería tu máximo aliado.

Mientras tanto intenta ganarle la batalla a la RAE en cad verso.

Camus_20 dijo...

Como se nota la influencia del ocaso de los ídolos de Nietzche. Totalmente de acuerdo con la necesidad de escapar del encorsetamiento del lenguaje (no tanto con las faltas de ortografía, que esto lo puede ver cualquier niño...)