jueves, 1 de mayo de 2008

"Lars y el peliculón de verdad"

La reticencia snob del “no voy a verlo porque tiene mala pinta”, más propia de un padre yupi –como quiera que esto se escriba-,de cuarenta que de joven fue hippy ,que de un veinteañero que va de progre, me atacó ayer sin precedente, a la entrada del Cine Ideal. “Lars y la chica de verdad”, un hombre sentado ante una caja de madera, fondo rosa, nada podía ser peor. ¿Podrá ser la traducción, siempre tan acertada -"Habrá mucha sangre en los pozos de ambición"- la que me esté jugando una mala pasada?, todo mi gozo, metido en un pozo, “Lars and the real girl”, no quedaba más remedio. Pagué, entrada, palomitas y coca-cola, por los 106 minutos más divertidos de mis últimos tiempos. Carcajadas generales y una sensación final de tristeza alentadora que no cambio ni por Coixet – vuelta la burra al trigo-, ni por cualquier melodrama sensiblón, con presunciones de gran producción hollywoodiense que contenga planos-secuencia de tres mil millones y escenas de enamorados corriendo por la playa. Si, estáis en lo cierto soy de la plataforma “Di NO a Expiación”.

3 comentarios:

havie dijo...

Di SÍ a EXPIACIÓN, pero di TE AMO a LARS AND THE RAL GIRL.

Las críticas son distintas, pero el fondo es el mismo. Yo ayer me enamoré de una muñeca de plástico, ¿ qué hay de malo en ello?
¿Qué harí Jesús en estos casos?

Teatro, sí, pero salas distintas vale?

Mary dijo...

que apoye tu plataforma, "di NO al tuenti" vale, pero a la de expiación voy a hacerle un boicot.

es una de las pelis más tristes que me ha hecho reír que he visto últimamente.

repollo dijo...

de si algo es un peliculón o no, no sé, pero de aceptar recomendaciones sé mucho

ahora yo recomiendo "cobardes" que no sé si es buena mala roja o verde, pero a mi me tuvo reflexionando desde que salí del cine hasta que me dormí en la cama

besetee